Abogado de la familia de Gabby Petito da a entender que las autoridades podrían radicar cargos contra otras personas

El abogado que representa a la familia de Gabby Petito dio a entender, mediante declaraciones escritas, que existe la posibilidad de que las autoridades radiquen cargos contra otras personas en conexión con la muerte de la joven, cuyo cuerpo fue encontrado el 19 de septiembre en el Parque Nacional Bridger-Teton en Wyoming.

Richard Stafford, representante legal de los padres de la víctima, Nichole Schmidt y Joe Petito, sostuvo en las declaraciones que “se le solicitó a la familia a no realizar comentarios y que permitan que el FBI (Negociado Federal de Investigaciones) y la Fiscalía prosigan con su investigación para determinar si se radicarán cargos contra otras personas”.

Las expresiones autorizadas de los padres de Petito se dan a pocos días de que las autoridades revelaran que Brian Laundrie – el novio de Petito y la única persona que, en estos momentos, era buscada en conexión por la muerte por estrangulación de la joven – falleció a causa de una herida de bala autoinfligida a la cabeza. Los restos de Laundrie, y varias de sus pertenencias, fueron encontrados el 20 de octubre en la Reserva Natural Carlton en Florida, cerca de la residencia de sus padres, Chris y Roberta Laundrie.

“La familia Schmidt y Petito está al tanto de las circunstancias que rodean el suicidio del único sospechoso del asesinato de Gabby. La familia de Gabby no realizará comentarios en estos momentos por pedido del Departamento de Justicia y la Fiscalía del Condado de Teton”, resaltó el letrado en el escrito.

Steve Bertolino, el abogado de Chris y Roberta Laundrie, indicó que tampoco emitirían comentarios o declaraciones en estos momentos sobre las declaraciones emitidas por Stafford.

Es posible que los padres de Laundrie puedan enfrentar cargos por, supuestamente, tratar de ayudar a su hijo a evadir a las autoridades. Chris y Roberta Laundrie entregaron a la policía todas las armas que tenían en su residencia en Florida, la que compartían con su hijo y con Petito, pero una pistola no apareció. Se cree que dicha pistola fue la que Brian Laundrie utilizó para suicidarse.

Aunque los padres de Laundrie insistieron, por semanas, que su hijo estaba en el área de la Reserva Natural Carlton, el hecho de que Brian regresó a Florida en agosto sin Petito y que no reportaron su posible desaparición podría exponerlos a cargos de encubrimiento.

Petito fue reportada como desaparecida el 11 de septiembre. Cuatro días después, las autoridades nombraron a Brian Laundrie como persona de interés en conexión con la desaparición de Petito; en ese momento, los padres de Laundrie contrataron un abogado y optaron por no hablar con las autoridades. No obstante, oficiales que vigilaban la residencia captaron cuando Brian Laundrie salió de la casa de sus padres, el 13 de septiembre y regresar dos días después. Sin embargo, los oficiales confundieron a la persona que salió del automóvil el 15 de septiembre: en realidad, se trataba de Roberta, y no Brian.

Sus padres lo reportaron como desaparecido el 17 de septiembre tras no saber de él desde que salió el 13 de septiembre.

Petito fue vista con vida por última vez a finales de agosto, mientras salía de un restaurante en Jackson, Wyoming.