Estas son las nuevas disposiciones para la entrada de viajeros a Puerto Rico y demás jurisdicciones de Estados Unidos

Washington, D.C. – El gobierno de Estados Unidos retirará las restricciones de viaje a partir del 8 de noviembre a los individuos que estén completamente vacunados y que arriben a la nación vía aérea o al cruzar sus fronteras terrestres, confirmó el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Kevín Muñoz, a través de su cuenta de Twitter.

Mientras, el Departamento de Estado de Puerto Rico indicó en una declaración escrita que esta disposción aplica a Puerto Rico.

“El gobierno de los Estados Unidos anunció que a partir del 8 de noviembre se permitirá la entrada de personas provenientes de varios países, incluyendo la Unión Europea, México y Canadá sin el requisito de prueba de COVID-19. Se requerirá prueba de vacunación completa. Puerto Rico, como parte de los Estados Unidos, está incluido en la aplicación de dicha directriz”, cita la declaración de la agencia enviada a este diario.

Los extranjeros podrán viajar a nuestro territorio si muestran su estatus de vacunación. Para quienes se transporten por avión en los aeropuertos se solicitará una prueba negativa de COVID-19 realizada en los tres días anteriores al viaje.

Hace unos días, la Casa Blanca anunció que retiraría las restricciones a los extranjeros completamente vacunados para viajes no esenciales en las fronteras terrestres de Estados Unidos y los cruces de ferry con Canadá y México a principios de noviembre. Los viajeros que quieran ingresar a la nación vía terrestre o por ferry deberán presentar una prueba de vacunación a las autoridades.

Un funcionario que no se identificó le dijo a la agencia Prensa Asociada ue los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) han informado a las aerolíneas que son aceptables las vacunas aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), así como las que estén incluidas en la lista de uso de emergencia de la Organización Mundial de la Salud.

Los CDC planean emitir unas directrices sobre las pruebas y vacunas aceptadas en las próximas semanas.