Estados Unidos podría registrar un repunte de nacimientos

Si bien se ha registrado un declive en el número de nacimientos en Estados Unidos durante la pandemia, un nuevo reporte difundido el martes por la Oficina del Censo deja entrever que la caída pudo haber llegado a su fin en marzo pasado, cuando la cifra de nacimientos comenzó a aumentar.

El declive de nacimientos fue más notorio a finales de 2020 e inicios de 2021. En diciembre del año pasado, los nacimientos en Estados Unidos cayeron un 7.7% respecto al año anterior, y estaban un 9.4% por debajo en enero pasado con relación al mismo mes de 2019.

Los nacimientos seguían bajando en febrero, un 2.8% respecto al año pasado, pero el declive durante marzo fue mínimo, de tan solo un 0.15% con relación a marzo de 2020, cuando se declaró la emergencia nacional por el nuevo coronavirus.

“Esta tendencia deja entrever que algunas personas que aplazaron la idea de tener hijos el año pasado los tuvieron este año”, dijo Anne Morse, demógrafa de la Oficina del Censo. “El declive de nacimientos en el invierno pudo haber sido provocado por la pandemia que eligieron conscientemente retrasar el tener hijos en medio de la incertidumbre de la pandemia. También pudo ser por el estrés o la interacción física limitada con la pareja”.

En mayo pasado, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus iniciales en inglés) reportaron que la tasa de natalidad en el país cayó un 4% en 2020, el mayor declive anual en casi medio siglo.

Estados Unidos no es el único país que reportó un declive de nacimientos, seguido de una ligera recuperación en la primera parte de 2021, según el estudio. De los 30 países con datos mensuales disponibles, en 21 de ellos se reportaron menos nacimientos en diciembre de 2020 que en el mismo mes del año anterior, pero más alumbramientos en marzo de 2021 que en marzo de 2020.

España tuvo más nacimientos en marzo de 2021 que en marzo de 2020, y Alemania registró más nacimientos en marzo de 2021 que en cualquier otro marzo de los últimos 20 años. Sin embargo, el estudio destacó que distintos países tienen diferentes ciclos estacionales de nacimientos. En Estados Unidos los nacimientos por lo general aumentan en la primavera y alcanzan su punto más alto en el verano, pero se reducen en otoño y tienen su punto más bajo en invierno.

Posiblemente aún es muy pronto para determinar si los nacimientos seguirán en aumento respecto al año previo considerando la inestabilidad de la recuperación de la pandemia. Después de todo, los bebés que nacieron en marzo pasado en Estados Unidos posiblemente fueron concebidos en junio de 2020, cuando parecían atenuarse las restricciones de confinamiento. Sin embargo, dicho optimismo concluyó con el repunte del verano de 2020.