Tribunal argentino: jueces que investigaron a Cristina Fernández seguirán provisionalmente en sus cargos

BUENOS AIRES, ARGENTINA – La Corte Suprema argentina resolvió el martes que dos jueces que investigaron a la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por presunta corrupción podrán continuar en sus cargos pero de forma provisoria.

El máximo tribunal estableció por mayoría que la salida de los jueces Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia del tribunal al que fueron trasladados durante el gobierno del conservador Mauricio Macri (2015-2019) se concretará una vez que se realicen nuevos concursos para ocupar esos cargos, según el fallo reproducido por los medios de prensa locales.

De esta forma la Corte medió en el pulso que mantienen el gobierno del peronista Alberto Fernández y la oposición en torno a estos magistrados cuyos traslados habían quedado sin efecto en septiembre por el Senado, controlado por el oficialismo.

Bertuzzi y Bruglia recurrieron entonces a la Corte Suprema para que interviniera.

El presidente Alberto Fernández se refirió el martes al tema en un acto oficial en el que afirmó que “es necesario que tengamos jueces técnicamente preparados, moralmente probos” y cuestionó al gobierno que lo precedió al señalar que usó a magistrados “para perseguir opositores”,

Imputan a Cristina Kirchner por lavado de dinero

El fiscal del caso, Guillermo Marijuán, redactó un requerimiento para iniciar un nuevo proceso en el que incluyó en calidad de imputada a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

Bruglia y Bertuzzi eran jueces de un tribunal oral y en 2018 fueron trasladados por decisión del entonces gobierno de Macri a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, donde confirmaron fallos de primera instancia sobre presuntos hechos de corrupción cometidos durante el gobierno de Fernández de Kirchner (2007-2015).

En los próximos días está previsto que la Corte se pronuncie sobre el caso de un tercer juez, Germán Castelli, quien pasó de un tribunal oral de la provincia de Buenos Aires a otro de la capital que tendrá a cargo el juicio oral contra Fernández de Kirchner, exfuncionarios y empresarios por el supuesto pago de millonarios sobornos en contratos de obra pública.

Según la Corte Suprema, hasta que se decidan las nuevas vacantes las decisiones de los jueces Bruglia y Bertuzzi son válidas y los magistrados podrán presentarse a concursar para quedarse en sus actuales puestos.

Estableció asimismo que la constitución sólo admite la designación de jueces por concurso y a través de una terna de candidatos propuesta por el Consejo de la Magistratura de la que el Ejecutivo elige a un postulante que debe ser aprobado por el Senado.

En los últimos meses el peronismo oficialista avanzó en el Consejo de la Magistratura para anular los traslados argumentando que requerían la aprobación del Senado.

Según la oposición, los traslados fueron para desempeñar funciones de la misma jerarquía y por tanto no era necesario el aval de la cámara alta.

El Consejo de la Magistratura es el encargado de nombrar y ratificar a los jueces y fiscales y procesarlos disciplinariamente. Está integrado por tres jueces y seis legisladores, tres senadores y tres diputados, dos de la mayoría y uno de la primera minoría.

Fernández de Kirchner sostiene que es inocente y que las causas que la involucran fueron impulsadas por Macri.