Bolivia vota en segunda vuelta de las elecciones más largas de su historia

Más de 7,3 millones de votantes en Bolivia y bolivianos en el exterior votan este domingo para finalizar un proceso electoral que comenzó en octubre de 2018 y se espera culmine con un candidato que reemplazará definitivamente al expresidente Evo Morales.

Pasadas las 7 de la mañana (hora local), con un acto oficial en la sede del Gobierno se inauguró oficialmente la jornada electoral. Asistieron, la presidenta interina Jeanine Áñez, los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), representantes del gobierno y legisladores, observadores internacionales, el cuerpo diplomático del país y actores políticos.

El presidente del TSE, Salvador Romero, dijo que las elecciones se realizan en un ambiente poco propicio tras la destrucción de los edificios del TSE luego de los comicios de 2019, la falta de confianza en la entidad y los efectos de la pandemia del covid, que obligaron a suspender las elecciones en tres oportunidades.

Electores bolivianos en Corea del Sur, China y Japón, ya han comenzado a votar, según información de la prensa local e internacional. Otros países habilitados para que los bolivianos voten en estas elecciones generales son: Argentina, Chile, España y Estados Unidos. 

La presidenta Áñez garantizó la seguridad del operativo electoral, indicando: “Vamos tener unas elecciones transparentes, libres y sin presión, porque se ha coordinado con las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, para que estén en las calles. A diferencia de otras ocasiones, no estarán a favor de ningún partido político sino para resguardar al pueblo boliviano”, sostuvo la mandataria.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, dijo que el país «amaneció tranquilo» luego de que el sábado por la noche se iniciara el Plan de Seguridad Todo por Bolivia. “No creemos que haya mayores problemas, pedimos a toda la gente que vaya a votar. Es una fiesta democrática y tenemos que terminar hoy contentos por cuidar la democracia”, dijo la autoridad.  Murillo agregó que las fuerzas del orden y las fuerzas armadas precautelarán a los ciudadanos y los maletines electorales, según el acuerdo alcanzado con el TSE.

Los principales contendientes son el exministro de Economía Luis Arce, quien lideró un boom extendido durante el gobierno del expresidente Evo Morales y el expresidente Carlos Mesa, un historiador y periodista centrista que ocupó el segundo lugar después de Morales en los cuestionados resultados publicados después de la votación del año pasado. A la zaga en todas las encuestas ha estado Luis Fernando Camacho, un empresario conservador que ayudó a liderar el levantamiento del año pasado, así como un evangelista nacido en Corea.

Se espera que la elección sea definida por las mujeres (51,07%) y menores de 40 años (44,5%), que conforman la mayoría de electores habilitados para votar según el TSE.  Los departamentos de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba concentran la mayor cantidad de votantes. 

Las mesas electorales cerrarán a las 5 de la tarde, hora local, una hora más tarde de lo acostumbrado. No se espera que se conozcan los resultados electorales de inmediato.