Republicanos sostienen que la percepción de que Trump no quiere a los boricuas es un “malentendido”

El candidato demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, Joe Biden, comenzó hoy, martes, su visita a los condados de Tampa y Kissimmee en Florida, siendo esta última localidad el corazón de la comunidad boricua en este estado, y los republicanos de la Florida central reaccionaron repitiendo el discurso del presidente Donald Trump sobre la supuesta agenda “extremista” y “socialista” de sus adversarios electorales.

Vamos a lograr que todos los republicanos a nivel estatal salgan a la calle a reelegir al presidente (Donald) Trump”, aseguró Helen Ferré Aguirre, quien desde el verano dirige a los republicanos en este estado.

La comunidad puertorriqueña en la Florida se insertó en el campo de batalla electoral estadounidense en la medida en que su población creció al punto de convertirse en una fuerza que puede influenciar o decidir las elecciones en este estado. Florida en una de las jurisdicciones con más votos electorales al alcance tanto de republicanos como de demócratas.

En una breve conferencia de prensa en Orlando, Ferré Aguirre, hizo hincapié en varios puntos de la retórica de Trump en la que se alega que los demócratas promueven una agenda “extremista”, que buscan establecer iniciativas de gobierno de corte socialista.

Leo Valentín, el candidato republicano al congreso por el distrito 7 de la Florida, indicó que el declive de la economía de Puerto Rico con la eliminación de los incentivos industriales de la antigua sección 936 de la ley contributiva estadounidense, fue un acto de un gobierno demócrata (Bill Clinton). No mencionó el aval republicano que tuvo esta medida en el Congreso.

“Las políticas demócratas toman su voto por sentado”, expresó Valentín mientras destacaba contrastes entre los dos partidos mayoritarios de EE.UU.

Jesús Martínez, candidato a la Cámara de Representantes por el Distrito 48 de Florida, por su parte, calificó como un “malentendido” la percepción de “que el presidente Trump no ama a los puertorriqueños”.

Indicó que hace poco habló con el almirante Peter Brown, coordinador federal para los asuntos de Puerto Rico en la Casa Blanca, y este le dijo que el dinero de la reconstrucción, tras el catastrófico huracán María del 2017, está fluyendo a la isla.

“El dinero está ahí y fue dado por el presidente Trump”, alegó Martínez. “El presidente Trump tiene a los latinos y a Puerto Rico en el corazón”, alegó Martínez.

Recientemente, el Departamento de la Vivienda de Puerto Rico admitió se han construido menos de 100 viviendas como parte del proceso de reconstrucción en Puerto Rico. El gobierno estima que unas 3,000 casas en Puerto Rico tienen lonas o toldos azules en los techos.

Ferré Aguirre, por su parte, resaltó que la economía estadounidense estaba “viento en popa” cuando comenzó la pandemia del COVID-19 y se “cerró artificialmente” el intercambio comercial. “Si alguien sabe rehacer una economía es el presidente… Con cuatro años estamos en pie firme para tener una economía sólida”, afirmó.

Según informó el equipo de campaña de Biden, el candidato presidencial demócrata estaría hoy por la mañana en la ciudad de Tampa para participar de un encuentro con veteranos y por la noche acudiría a un evento del mes de la herencia hispana en Kissimmee.

Hasta el momento, Biden se ha limitado a comprometerse con un proceso de libre determinación que vincule al gobierno federal y que incluya a representantes de “todas las opciones de status”, y acelerar el desembolso de fondos de reconstrucción.

La semana pasada, Biden prometió revertir la política pública del presidente Trump en contra de extender a la isla el programa de Seguridad de Ingresos Suplementarios (SSI).